Enfermedad de Parkinson

    ¿Qué es y a quién afecta?

    La enfermedad de Parkinson (EP) es un proceso crónico y progresivo provocado por la degeneración neuronal en la sustancia nigra, lo que conlleva una disminución en los niveles de dopamina. Su etiología es desconocida y multifactorial. Algunos estudios señalan mayor prevalencia en varones y otros posibles diferencias entre razas, aunque estos datos están pendientes de confirmar. La evidencia actual ha demostrado que la edad y la historia familiar de EP son factores de riesgo para su desarrollo, mientras que el consumo de tabaco ejerce un efecto protector. Se han encontrado factores de riesgo genéticos en pacientes que inician la enfermedad antes de los 50 años.

     ¿Cómo se manifiesta clínicamente?

    Su comienzo es insidioso, lo que dificulta el diagnóstico en estadios iniciales, generalmente unilateral aunque posteriormente se hace bilateral. Los síntomas guía son:

    • Temblor.
    • Bradicinesia (enlentecimiento de los movimientos), acinesia (dificultad para el movimiento) e hipocinesia (reducción de la amplitud de los movimientos).
    • Rigidez.
    • Inestabilidad postural.

     ¿Cómo se diagnostica y qué pruebas complementarias son útiles?

    Su diagnóstico es exclusivamente clínico. Con el objeto de mejorar la precisión diagnóstica se han propuesto los siguientes criterios:

    Criterios de diagnóstico

    Bradicinesia y, al menos, uno de los siguientes criterios:

    • Rigidez.
    • Temblor de reposo.
    • Inestabilidad postural no relacionada con déficits visuales, cerebrales, vestibulares o alteraciones propioceptivas.

     

    Criterios de exclusión diagnóstica       

    Historia de:

    • ACV de repetición.
    • Daño cerebral repetido.
    • Uso de drogas antipsicóticas o antidopaminérgicas.
    • Presencia de encefalitis y/o crisis oculogiras no tratadas.
    • Presencia de otros síntomas neurológicos: parálisis supranuclear de la mirada, signos cerebelosos, deterioro autonómico severo en fases tempranas, Babinski, demencia o trastornos del lenguaje y memoria severos en fases tempranas.
    • Presencia de tumor cerebral o hidrocefalia en pruebas de neuroimagen.
    • Exposición a una neurotoxina conocida.
    • Más de un miembro de la familia afectado.
    • Remisión clínica prolongada.
    • Respuesta negativa a dosis elevadas de levodopa si está excluida la malabsorción.

     

    Datos clínicos de afectación estrictamente unilateral después de 3 años del comienzo de la clínica.

     

    Criterios de diagnóstico definitivo

    Presencia de, al menos, tres de los siguientes datos clínicos:

    • Inicio unilateral.
    • Presencia de temblor de reposo.
    • Trastorno progresivo.
    • Afectación asimétrica con mayor afectación unilateral desde el inicio.
    • Excelente respuesta a la levodopa.
    • Corea inducida por levodopa.
    • Respuesta a la levodopa durante 5 años.

     

    Curso clínico superior a 10 años.

    © Elsevier 2014. Todos los derechos reservados